La incorporación de la tecnología como objeto de estudio en la escuela plantea la necesidad de responder múltiples cuestionamientos sobre el currículo. Una de estas preguntas está referida al cómo abordar el estudio de un campo caracterizado no sólo por la interdisciplinariedad y la vertiginosidad en los cambios, sino sobre todo por la falta de tradición escolar en su estudio. El objeto de este módulo es hacer aportes a la construcción de una mirada pedagógica centrada en el componente didáctico de lo que en nuestro país hemos denominado educar en tecnología. Para ello se hace una propuesta en relación con las estrategias de trabajo de aula de las cuales se hace una revisión de las correspondientes al diseño, al análisis, al análisis a través de la construcción y se finaliza con aportes a la estrategia desde la perspectiva Ciencia Tecnología y Sociedad.

Veremos a lo largo de este curso, organizado en cuatro Temas y Tres Lecturas Complementarias, dos grandes maneras de entender la filosofía de la tecnología. Por un lado, la perspectiva centrada en la tradición ingenieril y por otro la perspectiva desde las humanidades. Ambas tradiciones tienen puntos de vista y orígenes diferentes, la primera se centra en el funcionamiento de la tecnología, la segunda se preocupa por las relaciones de la tecnología con el contexto social, ético y cognoscitivo. 

En principio, podríamos decir que una filosofía de la tecnología de las humanidades presenta ámbitos más ricos de reflexión, sin embargo dicha afirmación desconocería la preocupación de Carl Mitcham, de avanzar hacia búsquedas conjuntas entre ambas tradiciones filosóficas para abordar los problemas del desarrollo tecnológico contemporáneo.

La Tecnología y particularmente las TIC se encuentran permeando de manera importante los procesos de Educación en todas las edades y en todos los niveles. En la actualidad el reto estriba no solo en entender la influencia y el impacto de la tecnología en la vida del hombre, sino que al mismo tiempo se entrelaza con la necesidad de usarla, es así, como es posible afirmar que las nuevas generaciones aprenden con tecnología a usar la tecnología que ya no les es ajena, sino propia, incorporada a su vida y por tanto real, necesaria y útil..

Nuestra vida cotidiana hoy se caracteriza por un estado de transición hacia nuevos paradigmas y valores. Algunos empiezan a proponer términos para nombrar esta circunstancia. La otra posmodernidad, propone el chileno Fernando Mires, para sugerir que la carrera de un neologismo que designaba algo muy difuso, es hoy una realidad contundente: la revolución que nadie soñó. Sociedad del conocimiento aseguran otros, intentando centrar la atención en el valor medular de lo que sería una nueva organización sociocultural: el conocimiento, es decir, el pro-cesamiento, difusión e intercambio de información pertinente.

A lo largo de la historia han sido muchas y variadas las concepciones sobre los conceptos de pedagogía y de tecnología. No siempre han sido los mismos, han variado de acuerdo no solo a los cambios en los contextos sociales y culturales, sino también de acuerdo al devenir mismo de sus respectivas áreas de estudio. En la actualidad estos dos conceptos parecen tener más elementos comunes que diferenciales, puesto que su influencia mutua ha ocasionado que los avances tecnológicos, particularmente en las tecnologías de información y comunicación compulsen cambios significativos en los paradigmas pedagógicos reconocidos hasta el momento. Este estado de cosas, hace necesario abrir un espacio de formación y reflexión en torno al concepto de pedagogía y sus relaciones con conceptos como la educación, la enseñanza y la didáctica, frente a la teorización de sus características, el modelamiento que se hace de diferentes posturas frente a la pedagogía y de manera particular, las relaciones que establece con las Tic en el aspecto particular de la educación en tecnología.

Este seminario aborda el estudio de las articulaciones entre la tecnología, la sociedad y la cultura que da cuenta de la renovación de las reflexiones de las últimas cuatro décadas del siglo XX en el contexto de la perspectiva Ciencia, Tecnología y Sociedad –CTS- y que resulta de sumo interés para la Educación en Tecnología.

Es claro que al asumir el desarrollo de un trabajo de grado pasa por un primer e importante momento de aproximación, identificación, esclarecimiento y delimitación  rigurosa del objeto de estudio que se pretende abordar. Es esta la tarea que le corresponde a este seminario y por tanto el conjunto de acciones que se proponen están direccionadas al desarrollo de esta labor. Una perspectiva epistemológica que permite el logro de este propósito está referida a la indagación sistemática y suficiente de trabajos e investigaciones que se han ocupado, bien del objeto de estudio (si está claramente identificado), bien del campo temático al que se aproximan los primeros intereses de los estudiantes (si del objeto de estudio se tiene tan solo una aproximación).